COCEMFE Navarra

«El COVID no nos ha frenado»

COCEMFE Navarra ha reforzado sus servicios a las asociaciones navarras de la discapacidad y ha multiplicado las campañas en tiempo de pandemia

.

COCEMFE Navarra, federación de asociaciones de personas con discapacidad física y orgánica, se ha reinventado desde 2020 para «intentar paliar el fuerte impacto del COVID en este grupo social» atendiendo a más personas que nunca y reforzando los servicios que presta a las asociaciones miembro, además de multiplicar las campañas de sensibilización.

Navarra registra 32.000 personas con discapacidad según el reciente Plan de discapacidad del Gobierno de Navarra (41.000 si sumamos personas sin el certificado), más del 60% de la mitad física u orgánica, formando uno de los grupos sociales más golpeados por la pandemia. 

«El COVID ha dejado una factura importante tanto física como psicológica en las personas con discapacidad física y orgánica, por la ausencia de terapias o citas médicas, el incremento del desempleo, el cierre de servicios públicos», explica Manuel Arellano, presidente de la federación, quien califica como «clave» el trabajo en equipo de las asociaciones de COCEMFE para detectar necesidades y aportar soluciones comunes. «Las necesidades de las personas con discapacidad no desaparecen por quedarse en casa o por llevar una mascarilla, y nuestra responsabilidad este año ha sido adaptarnos para continuar ofreciendo servicios en áreas como autonomía personal, psicología, empleo, formación, ocio…

Un trabajo que ha llevado a COCEMFE y al conjunto de asociaciones de COCEMFE a «explorar nuevos caminos» y sobre todo a «sumar esfuerzos» por ofrecer el mejor servicio a las personas con discapacidad. «Porque si un año normal el apoyo que prestamos a la sociedad es necesario, este año ha sido indispensable para sostener la salud de muchas personas», explica Arellano, que agradece el apoyo de entidades como FUNDACIÓN ONCE para llevar a cabo esta labor.

LO QUE NO SE VE NO EXISTE

En este sentido, destaca el trabajo de COCEMFE para «aglutinar» el trabajo de las 18 asociaciones de la discapacidad y para dar respuesta a algunas necesidades comunes, como una central de compras de EPIS, servicio puerta a puerta, voluntariado, representación común antes las administraciones, asesoramiento legal…

Asimismo, COCEMFE Navarra ha potenciado este año su servicio de comunicación para dar voz a las personas con discapacidad, mostrar sus necesidades durante la pandemia y apostar por una nueva normalidad más inclusiva que no deje atrás a este grupo social. «Dar a conocer una realidad es el primer paso para darle solución, porque lo que no se conoce no se le presta atención. Por ello hemos trabajado más que nunca por poner el foco de los medios de comunicación, de las administraciones y de la sociedad en general en la realidad diaria de las personas con discapacidad».

De esta forma se ha difundido una veintena de días mundiales de enfermedades, se ha publicado una noticia semanal en los medios de comunicación, se ha potenciado la presencia en redes sociales y se han puesto en marcha campañas como «Que no se apague nuestra luz», «pobreza cero», «inclusión imparable», «Terapias para nuestros niños y niñas ya»… algunas de ellas en colaboración con el resto del tejido asociativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir al contenido