COCEMFE Navarra

COCEMFE Navarra pide mayores recursos y enfermería escolar para garantizar una educación inclusiva para el alumnado con discapacidad

Navarra cuenta con unos 3500 estudiantes con discapacidad y necesidades educativas especiales y casi el 90% estudia en centros ordinarios

Con motivo del inicio del curso escolar, COCEMFE Navarra (Federación de asociaciones de personas con discapacidad física y orgánica) hace hincapié en la necesidad de garantizar una educación inclusiva que permita al alumnado con discapacidad desarrollar su potencial en igualdad de condiciones que el resto, lo que pasaría por reforzar los recursos humanos y materiales en los diferentes centros y por la incorporación de nuevos perfiles como enfermería escolar, asistencia personal o terapia ocupacional.

Este curso escolar arranca con 3491 estudiantes con discapacidad y necesidades educativas especiales, es decir, que necesitan determinadas atenciones educativas específicas, y casi el 90% estudiará en centros ordinarios con diferentes apoyos.

“Los centros y sus profesionales necesitan la formación, los recursos y las metodologías idóneas para poder ofrecer los apoyos más adecuados para su alumnado, más aún para quienes tienen necesidades educativas especiales”, explica Alicia Checa, terapeuta ocupacional de COCEMFE Navarra, quien apuesta por potenciar la comunicación entre la comunidad educativa y las familias. Un trabajo que debe salir fuera de las propias aulas, haciendo inclusivas y accesibles todas esas actividades lúdicas o extraescolares “tan importantes para crear redes sociales”

COCEMFE Navarra también recuerda algunas “asignaturas pendientes” como la incorporación a los centros escolares de nuevos perfiles como profesionales de la enfermería, la terapia ocupacional o la asistencia personal. En este sentido, Checa recuerda el papel de la terapia ocupacional para “dar respuesta a las necesidades del alumnado adaptando su entorno y fomentando su participación y autonomía”, además de poner en valor la figura de la asistencia personal. “Si un estudiante tiene asistencia personal y necesita apoyos dentro del aula apostamos por que pueda entrar en el centro como persona de apoyo de referencia”

Asimismo, COCEMFE apuesta por reforzar la enfermería escolar en los colegios para atender a aquellos estudiantes con enfermedades crónicas que sigan un tratamiento o que en algún momento puedan necesitar de un apoyo puntual, evitando de esta forma que la responsabilidad caiga sobre el profesorado o que tengan que depender de sus familiares.

Otra asignatura pendiente es la continuidad en periodos no lectivos de las terapias que Educación ofrece al alumnado con discapacidad. “Llegan vacaciones o puentes y se acaban los tratamientos. Llevamos años solicitando que durante los meses de verano se continúen con estas terapias a las que tenemos derecho, pero sigue sin resolver por tratarse de un recurso de Educación supeditado al calendario escolar. Al menos en ese periodo ese recurso debería depender de Salud, pero nos dicen que están saturados y no pueden dar respuesta. El resultado, tres meses sin logopedia, estimulación o fisioterapia y un paso atrás para estos niños y niñas con discapacidad”, recuerda Yolanda Fonseca, presidenta de la asociación Hiru Hamabi

Unos esfuerzos por lograr una educación inclusiva que tienen que continuar una vez termina la primaria, añade COCEMFE Navarra, quien alerta del “cuello de botella o embudo” que supone Secundaria para estos estudiantes, etapa en la que los recursos disminuyen. “Conforme avanzamos en el sistema educativo nos vamos dejando a estudiantes con discapacidad por el camino. El resultado es que menos del 1,5% del alumnado universitario tiene discapacidad, estando muy poco representado. Y en muchos casos se podía evitar con mayores recursos o pequeños ajustes en cuestiones como los tiempos para terminar un examen, utilización de productos de apoyo o entornos accesibles”, explica Checa. En conjunto, añade, se trata de “avanzar en uno de los retos más importantes para una sociedad inclusiva, la educación”.

Para una verdadera educación inclusiva se tienen que cubrir las necesidades de este alumnado, darles los apoyos necesarios para que se desarrollen plenamente

ANPHEB

Aunque en Primaria los recursos más o menos funcionan, las familias tienen que estar todos los años detrás y todavía hay casos de familias que tienen que cambiar de centro ante la escasez de recursos o ir a educación especial

HIRU HAMABI

Tienen el derecho a recibir una educación con las mismas  garantías de seguridad que sus compañeros y compañeras, lo que pasaría por incorporar la figura de la enfermería escolar

FQ NAVARRA

No pueden ser discriminados y no poder acudir al comedor, a las excursiones y campamentos por no contar con alguien que les pinche la insulina, por ejemplo

ANADI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir al contenido